Seleccionar página

Hace unas semanas empezó a circular con fluidez la noticia referida a la “revolución de los medios de pago”.

Parece demasiado esta presentación, aunque lo cierto es que por impulso del Banco Central (BCRA) desde fines del año pasado, se puso en marcha el proyecto Transferencias 3.0

El objetivo del mismo es lograr que consumidores y comerciantes puedan pagar sus compras y cobrar sus ventas respectivamente, solo escaneando un código QR único, sin importar el medio de pago a utilizar, ya sea bancario o billetera digital (Fintech)

Este proyecto encontró amplio consenso entre entidades financieras y empresas tecnológicas, tanto es así, que el próximo 29 de noviembre de 2021 se espera la puesta en marcha del programa para el público en general.

A modo de ejemplo, un comercio que además de cobrar con efectivo solo utiliza la red Mercado Pago, a partir de esa fecha, su clientela podrá abonarle a través de “billeteras digitales” (celulares que cuenten con Aplicaciones habilitadas) que lean QR, además de MP, tales como Cuenta DNI (Banco Provincia) ó BNA+ (Banco Nación) ó MODO (Bancos Varios), ó Ualá, ó cualquier otro medio que permita enviar dinero escaneando un QR.

Con esta medida, entre otros justificativos, el BCRA busca minimizar la utilización del efectivo en el comercio en general, fomentar una competencia directa entre billeteras digitales para achicar costos administrativos, y con ello reducir la informalidad.

Desde ya que, de masificarse el pago y cobro a través de un único QR pueden verse ventajas administrativas para el comerciante respecto al seguimiento de sus cobros, minimizará el uso del plástico, por lo menos con lo que refiere a tarjetas de débito, puede favorecer a la fiscalización de AFIP y otros organismos, y esperamos que, tal como difunde el BCRA, cuente con el apoyo de los fiscos provinciales para que dejen de aplicar retenciones a Micro y pequeñas empresas, como lo ha hecho la Provincia de Buenos Aries, por lo menos en lo que va del segundo semestre del 2021.

Veremos que suerte corre este programa, la informalidad del comercio es altamente aceptada por nuestra sociedad, depende de la conducta de las y los consumidores en cuanto valoren aquél que facilita las formas de pago y por ende tributa regularmente, en que el Estado afloje la soga de la presión fiscal de los regímenes de retención, y que las actuales billeteras digitales realmente compitan bajando costos de sus comisiones.

Cdor. Pablo Guardia

Foto: BCRA