Seleccionar página

La LEY 17.418 (Ley de Seguros) establece pautas mínimas obligatorias que se deben cumplir en cuanto a la denuncia de siniestros, es decir el tiempo en que transcurre el hecho que sufriera un asegurado y la comunicación del mismo a la compañía aseguradora.

El artículo 46 de dicha ley, detalla que el tomador (contratante del seguro) o sus derechohabientes (por ejemplo, si hablamos de una seguro de accidentes personales y el siniestrad queda impedido de poder dar aviso) deben informar a la Compañía de Seguros, el acaecimiento del siniestro dentro de los tres días de conocerlo.

Además, el asegurado está obligado a suministrar al asegurador, toda la información necesaria que se le requiera y permitirle a la aseguradora, las indagaciones necesarias a fin que se verifique el siniestro.

Por último si bien en el artículo 47 se expone la salvedad, la excepción a esta regla, indicando “en caso de fuerza mayor o imposibilidad” para efectuar la denuncia del hecho, es decir que no exista culpa o negligencia de parte del asegurado; se podría aceptar que exista una demora de más de tres días en realizar la comunicación del hecho, pero desde ya no hay que dejar de mencionar que el concepto “fuerza mayor” resulta objeto de álgidas discusiones.

Sin lugar a dudas, ante un hecho que todo el mundo no quisiera sufrir, como la de ser de un siniestro, resulta de sumo cuidado considerar contemplar la contratación de un seguro. Actualmente existen una gran cantidad de riesgos  a cubrir, cómo compañías aseguradoras, a lo cual, siempre recomendamos iniciar la consulta a través de un asesor (productor) en etsa materia.

Consúltenos, en Abacus Consultora contamos con profesionales que sabrán guiarle.