Seleccionar página

Terminando octubre nos enteramos de la extensión del plazo de adhesión para la Moratoria Ampliada. Por eso, a continuación adaptamos la publicación modificando las fechas relevantes.

Remontarnos a diciembre 2019 puede parecer una eternidad, pero lo cierto es que solo transcurrieron 10 meses desde que se dictó la “LEY DE SOLIDARIDAD SOCIAL Y REACTIVACIÓN PRODUCTIVA EN EL MARCO DE LA EMERGENCIA PUBLICA”. Esa ley incluía un plan de regularización de deudas para MiPyMES y entidades sin fines de lucro para deudas vencidas al 30 de noviembre de 2019.

Hoy, octubre 2020 la pandemia obligó, como en muchísimos otros aspectos, a hablar de una “nueva” moratoria, un nuevo régimen de facilidades pago de AFIP el cual se ha ampliado por Ley (27.562) en cuanto al universo de contribuyentes que se encuentran habilitados para adherirse y también, en cuanto a la fecha de vencimiento de las deudas que pueden incluirse en el plan, extendiéndose hasta el día 31 de JULIO 2020.

Esta nueva ley, que modifica la de diciembre 2019 (L27.541) establece una única fecha límite para adherirse, siendo ésta el 31 DE OCTUBRE 2020 30 DE NOVIEMBRE 2020.

Si bien como hemos mencionados, se amplía los tipos de contribuyentes que pueden adherirse, se identifica una diferencia sustancial en la cantidad de cuotas de financiación para las empresas e individuos que cuenten con un Certificado MiPyME vigente al momento de adhesión, quienes podrán acceder hasta 120 cuotas para pagar sus deudas tributarias y aduaneras, así como hasta 60 cuotas para los aportes de la seguridad social. (Opción que también se habilita a entidades sin fines de lucro)

El resto de los contribuyentes podrá ingresar sus deudas tributarias y aduaneras en planes de facilidades de hasta 96 cuotas y hasta 48 meses para las obligaciones previsionales.

La fecha en que debe abonarse la primera cuota del plan será el 16 de NOVIEMBRE 2020 16 de DICIEMBRE 2020, salvo a excepción de aquellos contribuyentes con Certificado MiPyME condicional que resulten rechazados y deban reformular su plan original, por ende, ese primer vencimiento se desplaza al 16 de diciembre 2020.

También es importante destacar para las PYMES que NO son consideradas Micro-Empresas (ver requisitos de facturación, actividades y cantidad de empleados según resolución SPYMEYE 69/2020) que cambian los montos que se exigen como pago a cuenta necesario para que el plan de pagos se apruebe, varía del 1%, 2% o 4% (para las NO PyMES).

Se mantienen las condonaciones parciales sobre intereses resarcitorios (que van del 75% al 10% en función del año que origina la deuda) como las totales sobre multas no firmes, como los intereses resarcitorios de las cuotas de autónomos y agregándose unos “beneficios para contribuyentes cumplidores”, es decir que no están al día con sus obligaciones tributarias

En este caso se distingue 2 clases de cumplidores, pudiendo ser Monotributistas, quienes gozarán de una exención del componente impositivo según la categoría en que se encuentren inscriptos, o MiPyME inscriptas en el impuesto a las ganancias, donde podrán optar por una deducción adicional del 50% del Mínimo no imponible o practicar amortizaciones aceleradas de bienes de capital

Al margen de este pantallazo sobre algunos aspectos a resaltar de esta moratoria de AFIP, me permito mencionar un reciente relevamiento que hicimos en Abacus Consultora, donde un tercio de quienes respondieron al mismo destacan la necesidad de acercarse a un asesora o asesor tributario para solucionar el entramado de deudas impositivas que los acecha; quizá, esta sea una buena oportunidad para liberar liquidez y destinarla a apuntalar aquellas actividades comerciales y/o productivas que tanto han costado mantener hasta la fecha.

Cdor. Pablo Guardia.

Foto: Site web AFIP – Mis Facilidades