Seleccionar página

El pasado 14 de mayo, la Fundación Observatorio PyME (FOP) publicó su cuarto informe en relación al impacto del aislamiento social, preventivo de emergencia sobre la actividad económica de este tipo de emprendimientos.

En líneas generales el informe expone leves señales de optimismo en base a la paulatina habilitación de actividades económicas, la ampliación de la cobertura salarial mediante el programa “ATP” (el 60% de MiPyMes pudieron acceder) junto a la habilitación efectiva (por fin) de líneas de financiación (aquí el porcentaje llega al 42%)

Más allá de este panorama, el informe se ve atravesado por el concepto o definición de “nueva normalidad”, aquí por un lado FOP resalta los acuerdos laborales entre empleadores y trabajadores por sector, más la asistencia financiera estatal y a la vez, aporta un análisis respecto a cómo el mundo PyME busca incorporar nuevas actividades/productos a sus negocios.

En esta línea es que me concentro y me permito aportar la alternativa de ofrecer, y por qué no vender, productos y/o servicios a través de la participación de procesos licitatorios de organismos públicos y/o privados.

La primera impresión da lugar a considerar esta posibilidad poco atractiva, dada la alta burocracia y gran cantidad de normativa que regulan el ámbito Estatal, más la triste fama de “mal pagador” de éste. A la vez, hay que sumarle las estructuras administrativas de las MiPyME por lo general escasas de recursos, tanto de tiempo, como de personal, como de capacitación y también materiales, como para analizar y/o impulsar su participación en los mismos.

Esta impresión, lamentablemente deja pasar por alto una oportunidad que por lo menos debiera ser analizada. Los distintos organismos estatales, nacionales, provinciales, municipales, a través de sus ministerios, secretarías, organismos descentralizados, u empresas mixtas, dan a conocer sus necesidades de compra, y sus consecuentes publicaciones de Licitaciones en numerosos portales web.

Registrarse en dichos portales, como posibles proveedores, a veces se desconoce que es gratuito, y también se desconoce que anotarse permite recibir avisos de opciones de participación en procesos de compra. Es decir, que el costo administrativo de mantener organizada a la MiPyME y a lo sumo aprender el funcionamiento del portal web, podría generar un negocio rentable.

Obviamente, que participar en una Licitación no es solo registrarse en un portal, es necesario tener capacidad para poder analizar requerimientos, Pliegos de Contratación y normas generales, contemplar plazos de entrega, cobro, características del producto/servicio a entregar, preparar documentación, “Oferta”, planes de trabajo, contratar seguros de caución, en fin; se necesita contar con la posibilidad de poner en funcionamiento un engranaje que las MiPyMEs se desalientan, con solo pensarlo; antes de intentar por lo menos hacer alguna prueba.

En Abacus Consultora, en base a la experiencia adquirida conocemos estas dificultades, por eso es que me permito difundir nuestro servicio de asistencia para la participación en este tipo de procesos, brindarle el soporte, muchas veces inicial, a fin de coordinar u organizar recursos administrativos que permitan hacer un seguimiento de los mismos y que lleguen a buen puerto; en definitiva, poner a punto el engranaje para que eche a rodar.

Cdor. Pablo Guardia

Foto: web.