Seleccionar página

Desde que se promulgó la “LEY DE SOLIDARIDAD SOCIAL Y REACTIVACIÓN PRODUCTIVA EN EL MARCO DE LA EMERGENCIA PUBLICA” el pasado 26 de diciembre de 2019, y posteriormente, con la puesta en práctica de la MORATORIA para MiPyMES (y entidades sin fines de lucro) de la AFIP, surgieron gran cantidad de inquietudes (y por qué no también polémicas) respecto a que sujetos pueden ser categorizadas/os como Micro, Pequeña Y Mediana Empresa.

Por tal motivo, en esta oportunidad prefiero dar una respuesta a fines prácticos a dicha inquietud, ya que considero que lo más importante es poder analizar las ventajas que podrían alcanzarse en caso de quedar encuadrada/o en esta figura.

Entonces, ¿qué o quién es una MiPyME? Es aquella persona (humana o jurídica) que una vez registrada (para lo cual el primer paso es contar con CUIT y clave fiscal) en el REGISTRO MiPyMES, logra ACREDITAR LA CONDICIÓN DE MICRO, PEQUEÑA y MEDIANA EMPRESA, es decir, obtiene el CERTIFICADO MiPyME.

De lado dejo el análisis de qué es una empresa, si las condiciones que predominan para la acreditación mencionada son comerciales o tributarias; lo más importante y tal como subrayo siempre, no dejar de consultar a un/a profesional en ciencias económicas, primero para confirmar si se está en condiciones de obtener dicho certificado, tramitarlo y luego (pero no menos importante) identificar cuáles beneficios disponibles se encuentran al alcance, y aprovecharlos.

A continuación, dejo una breve enumeración de los vigentes al día de hoy;

  1. Acceder al plan de Regularización de Obligaciones Tributarias, de la Seguridad Social y Aduaneras, el que incluye condonación de intereses, sanciones y la extinción de la acción penal. (Pronto tendremos disponible en nuestro blog una publicación sobre la Moratoria AFIP)
  2. No pagar la tasa adicional (establecida por la Ley de Solidaridad) del impuesto sobre los créditos y débitos establecida para las extracciones de efectivo de cuentas bancarias. Recordamos que quienes a su vez tributan el impuesto las ganancias pueden compensar el pago de éste con el 100% del impuesto al cheque.
  3. Aplicar la alícuota reducida del 18% para los empleadores encuadrados en servicios o comercio.
  4. El incremento salarial solidario (dto 14/20) no se incluye en el cálculo de contribuciones patronales hasta marzo 2020.
  5. Exención del pago de derechos de exportación por parte de las/os exportadores de servicios.
  6. Alícuota 0 (cero) para la tasa de estadística para la importación de bienes de capital.
  7. Respecto al IVA, diferir el pago de la declaración mensual 90 días y simplificación del trámite de certificado de NO retención,
  8. Los bancos no pueden cobrar comisiones a los depósitos en efectivo realizados por ventanilla.
  9. Las micro empresas (comercio) que venden a jubilados y pensionados alcanzados por el beneficio de devolución de IVA, quedan excluidos de los regímenes de retención del impuesto a las Ganancias sobre las operaciones que cobren con tarjeta de crédito o débito

Por último, considero importante mencionar que el Certificado MiPyMe también pasa a ser requisito para poder acercarse a instituciones bancarias, quienes lentamente (tal vez demasiado y con tasas aun altas) empiezan a realizar acciones para habilitar líneas de financiamiento específicas para estas organizaciones, por ejemplo el banco Provincia de Buenos Aires y el programa RePYME, Banco Nación que financia la adquisición de controladores fiscales de nueva tecnología o avales de SGR, como también líneas de bancos privados publicitadas para emprendedores.

Cdor. Pablo Guardia

Foto: produccion.gob.ar

*también nos podés seguir en la red del “pajarito”, buscanos como @abacusconsulto1

Abrir chat
Powered by